domingo, 23 de noviembre de 2014

Reseña "Entre el miedo y el amor" de Sandra Estévez Calvar

Sipnosis:

Marta era una universitaria con muchos planes para el futuro, alegre, feliz, responsable; hasta que Carlos, un depravado sexual, con un pasado ciertamente oscuro, se cruza en su camino de la peor forma posible. Ella Intenta huir y ocultarse, pero en sus entrañas lleva el fruto de aquella desgraciada noche.

Pese al apoyo incondicional de su familia, su vida se convierte en un infierno, y el miedo consigue dominar sus sentimientos,
sus actos.

Afortunadamente reaparece Jesús, el primer amor de su vida, transmitiéndole paz y seguridad, demostrándole que sí se puede amar sin condiciones, sin intimidaciones, sin coacciones, de corazón; enseñándole que sí existe el amor verdadero y que es posible alcanzar la felicidad,
dejando atrás el pasado y los miedos.

Es una novela inédita, con la cual podremos aprender, visualizar y disfrutar de las distintas fases de un embarazo, con todo tipo de detalles, una historia que contiene escenas altamente eróticas y una profunda esencia romántica y sobre todo humana.

 Booktrailer:


NUESTRAS OPINIONES:

Alejandra Alameda Jiménez:

En esta ocasión he elegido leer Entre el miedo y el amor por su sinopsis, la cuál te insta a querer saber más de lo que nos dice Sandra y profundizar en ella. Conforme leemos la historia vamos comprendiendo el porqué del título de la novela, pues la historia se inicia con un hecho atroz e inhumano y acaba con un amor incondicional en toda regla. Será un proceso de 9 meses, en los cuales se nos describe etapa a etapa el embarazo de Marta, pero con éste también irán evolucionando sus distintos sentimientos, sus decisiones y sus emociones; y sus miedos se irán desvaneciendo. La portada nos da alguna pista, junto con la sinopsis, de lo que sucederá en la novela a simple vista, pero hasta que no la leáis no sabréis realmente lo que sentiréis con cada palabra y cada escena narrada en ella.

Lo primero que leemos al comenzar la trama, es esa escena cruel y vejatoria que cambiará la vida de Marta drásticamente y le llevará a sentir un miedo devastador y una gran vergüenza. Carlos será el causante de destruir la vida y el futuro de la protagonista. Lo conoce a través de una compañera de clase que los presenta, él parecía el chico perfecto pero no es lo que parece y tras esa perfección se esconde un depravado enfermo sexual obsesionado con marta. Tras leer la razón por la que es así, hasta llegamos a sentir pena por él porque para él es una situación normal, pero también nos provoca un sentimiento de asco y repulsa.

Como bien imagináis, ella es nuestra preciosa protagonista: una joven brillante, universitaria, llena de vida y segura de sí misma; culta y apasionada de la literatura romántica; tímida e introvertida; amante de los animales y defensora de las injusticias. Estaba enamorada de Jesús, su primer amor. En el instituto sentían una gran atracción y curiosidad entre ellos pero no daban el paso de conocerse y a hablar en persona por pudor. Siempre era Felipe, su celestino, el que intercambiaba sus cartas y era el mensajero de esos sobres que contenían versos y relatos de amor. Pero tras años así, Marta se mudó a otra ciudad para ir a la universidad y cada uno siguió su camino sin una despedida ni una carta y sin la revelación de sus sentimientos el uno por el otro. Ellos se añoraban y se sentían culpables, Marta por no despedirse y Jesús por no decirle lo especial que ella era para él.


Jesús es alto, bien definido y moreno de piel, sus ojos color verde oliva y su pelo castaño; apasionado por la poesía, la lectura y la escritura. Nuestro guapo protagonista es licenciado en Magisterio, había publicado varios libros con gran éxito y se dedicaba a escribir ya que es su gran y única pasión. Seguía enamorado de Marta, y no había conocido a ninguna mujer que le hubiese hecho olvidarla.

Después de lo ocurrido con Carlos, Marta deja atrás sus sueños y vuelve a casa de sus padres, donde tendrá que hacer frente a la verdad pero también tendrá que tomar duras decisiones. Tras desvelar su embarazo, aunque ocultando lo que realmente sucedió, su familia la arropa y la apoya incondicionalmente. Aquí podemos ver el amor de la familia y la manera en la que siempre nos ayudan y nos guían en los momentos más duros. Su madre y su hermana pequeña, Eva, son las que están pendientes de ella en todo momento, las que con su comprensión y cariño le abrirán los ojos y harán que reaccione en muchas ocasiones. También la aparición por casualidad de su primer amor, Jesús, será el causante del cambio de actitud de Marta desde su primer encuentro.

Es una historia real y muy dura, y refleja a la perfección como el destino pone a la persona equivocada en nuestra vida y hace que cambie ésta de la noche a la mañana sin poder evitarlo, con un sentimiento de impotencia y de miedo queriendo que haya sido una pesadilla y que cuando despertemos volvamos a ser lo que éramos. Real porque sus personajes son personas normales, corrientes, que podríamos ser cualquiera de nosotros y con una vida normal con sus problemas y sus alegrías. Pero también es una novela de amor preciosa y de superación, pero con muchas dificultades por las consecuencias de esa crueldad sufrida. Pero gracias a Jesús, afrontará poco a poco la situación que está viviendo, desechando sus secretos, sus miedos y sus dudas, olvidando el dolor sufrido; y volverá a surgir el amor en ella y nuevas ilusiones de un futuro juntos. 

También quiero destacar como la familia de Jesús, le abre las puertas de su casa y el cariño que le profesan desde primera hora, sin juzgarla por estar embarazada y tratándola como a un miembro más.

Leer esta historia ha provocado en mí distintas emociones como rabia, impotencia, enfado, miedo, soledad, amor, deseo, pasión… tanto por la trama como por la forma de narrar escena por escena, con finísimo y exquisito detalle, con un refinado uso del lenguaje, perfecta gramática y estilo impecables. Nos hace reflexionar sobre hechos sucedidos en nuestro pasado y también ver ese lado positivo, porque quizás para Marta esa mala experiencia la llevase a reencontrarse con el amor de su vida y a ser madre.
- Alejandra Alameda - 




Verónica Antonio Gutiérrez:

No sé si voy a saber expresar todas las emociones que he sentido leyendo el libro, porque han sido muchas y, a veces, es muy difícil escribirlo tal lo sentimos. Lo más seguro es que no sepa plasmarlo porque hay sentimientos que son imposibles de describir.

He de decir que desde las primeras frases ya sentí un pellizco en el corazón, por la situación tan repugnante que vive Marta, nuestra protagonista, y esa angustia no me ha abandonado hasta finalizar la novela.

Tal y como dije antes, el libro empieza con una situación muy difícil. Para llegar a ese momento de la historia, Sandra nos traslada a un par de años atrás, cuando Marta tiene 16 años y vive su primer amor por Jesús, un chico apasionado a le leer y escribir, pero ambos son tan tímidos que son incapaces de dirigirse la palabra, así que su amor se alimenta de las ilusiones escritas en cartas. Llega un momento en el cual Marta se va estudiar a la universidad de Orense y cesan las cartas con lo cual no hay despedida…. Una noche, en una fiesta de la uni (la situación repugnante), Marta conoce a Carlos, el típico don Juan, guaperas y chulito por el que todas babean. Tras unas cuantas copas y algo más, Carlos fuerza a Marta y éste la amenaza de que no cuente nada, pero Marta no tiene bastante con sentir miedo hacia él sino que se entera que está embarazada de ese bastardo. Entonces decide abandonar los estudios y volver a su casa donde pueda sentirse arropada por su familia, pero también se reencuentra con Jesús que se convertirá en su confidente.
No quiero contar mucho más porque la historia es tan bonita, que merece la pena que la leáis, ¡¡¡ yo he muerto de amor!!! Os puedo asegurar que en el proceso de los nueve meses de embarazo de Marta, he vuelto a revivir lo maravilloso que es llevar a un ser en tu vientre, la emoción de escuchar su corazón o la vez que sientes su primera patada.

Tengo que darte las gracias porque sin darnos cuenta los niños crecen y esos recuerdos los dejamos apartados en nuestro corazón (me estoy emocionando) y parece que nos olvidamos. Pero solo con leer esos momentos tan tiernos en tu escritura, ha hecho que afloren de nuevo todos esos sentimientos. He podido percibir todas las dudas, temores, alegrías y penas de Marta, incluso la angustia en algunas de las situaciones, pero sobre todo he sentido el tacto y el mimo con el que Sandra nos narra su preciosa historia. Nos deja con algunas incógnitas y eso hará que volvamos a saber más de todos sus personajes, transportándonos otra vez a esa paz interior que sentimos al leer este libro. Es un libro muy emotivo que no pasará desapercibido para corazones sensibles.

- Verónica Antonio -





2 comentarios:

  1. Muchísimas gracias por esta magnífica reseña. La verdad es que me he emocionado. Lo habéis descrito tan bien, de forma tan cariñosa, que no sé cómo agradecerlo. Un beso muy cariñoso y gracias por haber elegido mi novela.

    ResponderEliminar
  2. Enorabuena a las dos, muy buena reseña ¡¡guau!! me habéis emocionado sin leerla todavía

    ResponderEliminar